sábado, 6 de diciembre de 2008

No sé, pero soy.

Ay... vivir...
Añoro poesía cuando miro el mundo y no puedo evitar sentir que nací caduca.
Quiero crecer... crecer, querer... Creer que no voy a perder lo no conocido, lo no querido, lo no creído.
Crecer a pesar de mí, a pesar del tiempo, perdiendo la parte de mí que ya no soy y conociendo aquella que aún no es.
El presente se diluye cual agua imparable a través del sumidero.
El pasado nunca fue mío... el futuro... ni siquiera es.
Es tan fugaz el tiempo que no se deja prender.
Misterio.
Quiero creer que ya no deseo aquel pasado que imagino.
Quiero crecer deseando no saber.
La vida habla...
Quiero creerlo.
La vida rima...
Crezco escuchando.

1 comentario:

Octavio dijo...

Es lo que pasa; vamos por la vida tan deprisa que sólo miramos el principio, lo de arriba. Hoy he bajado hasta el fondo de tu blog y me he topado con esta joya. ¡Pura maravilla!
Un beso.