domingo, 25 de enero de 2009

Shhhh...

Puede ser elocuente.
Un minuto, cargante.
Trece segundos, necesario.
A veces, un alivio.
Dos días, doloroso.
Algunos meses, inesperado.

Destroza mis...
Entrañas.

Sofocante.
Intruso.
Lascivo.
Errante.
Necio.
Caótico.
Inerme en el...
ocaso.

domingo, 18 de enero de 2009

El genio sin lámpara.


Él carecía de dueño.

Fue su propio amo

y...

esclavo de su ser.

Él era presente, él era testigo de este, nuestro, lacerante mundo. Perpetuamente frotado por la condición hostil, emergía cual junco indomable regalando brochas de libertad a nuestra ciega mirada. Emergía como el sol entre las nubes de un día gris engendrando un desconocido y mágico cosmos desde su triste ausencia de sueños.

Gozaba del poder innato que otros desean. El poder de ser uno mismo, el poder de ver la vida con otros ojos, el poder de tener principios y caminar por su senda inagotablemente fiel a ellos.

Pícaro y descarado. Sencillo y campechano. Franco y riguroso. Humilde y rebelde... aunque también, inevitablemente lacrado por su propia grandeza.

A ese ser humano cuyo mayor conflicto fue la pertinaz búsqueda del sinflicto.

A nuestro maestro Antonio Llopis, cuya eterna semilla...
se me torna incapaz de ser descrita.

Gracias por haber sido.

jueves, 15 de enero de 2009

Soledad

Pequeñita, tan pequeñita que nadie me ve,
soy casi invisible, pero aún puedo ver la nada en el espejo.
Todos pensamos que somos... yo me siento nadie.
Palabras. Silencio.
El mundo es silencio, lo miro y no dice nada.
Habla.
Hace mucho ruido...
Hace tanto frío...