domingo, 24 de octubre de 2010

Las palabras

No me escuchan
no responden
Se asoman a mis ojos
y miran desconcertadas

Divisan en mi mente
a través de mi mirada
cómo trotan pensamientos
de formas innombrables

Yo les pido que se junten
y que escriban mi dolor
para curarlo en un poema

Pero temen lo que ven

Son colores sin figura
estructuras incoloras

Es la nada
es un todo
que se mezcla y se retuerce
y al que no quieren nombrar

Les suplico que me ayuden
no me escuchan
no responden

Menos una
todas corren

La que queda es
silencio.

lunes, 30 de agosto de 2010

Sueño en movimiento para la memoria del agua. 21/8/2010

Llovía en Madrid cuando él la nombró

Vibraban sus manos
inventando su piel
Vibraba asustado
nacía el amor.

Un lienzo en blanco para llenar de besos
Ojos verdes para una canción

Me habló de su voz

Voz de agua que es de fuego
voz que es alma

Nueva vida

Y llegaron los momentos
con trocitos de caricias y una manera de hablar
con un gesto, una pelea y una taza de café
y los días a distancia, y las risas sin pudor

Una siesta, aquella luna…
partitura por hacer

Hoy no llueve en Lanzarote
y me sobran las palabras…

basta mirar sus miradas
basta mirar para ver
son un sueño en movimiento
haciendo camino al andar

y a ratos vamos con ellos
y a ratitos no los vemos
no hay distancia en la amistad

Hoy empieza un mañana
con su nuevo caminar
Unas letras con su voz

Hoy ya tienen un ayer
para pintar de recuerdos
nuestra memoria del agua

Hoy no llueve, es agosto
y hay un alto en el camino
para Ser uno con el otro
y Ser dos ante nosotros

martes, 13 de julio de 2010

Un día como hoy

Un paseo en amarillo
con caricias al oeste
y un adiós sin aceitunas

Tras dos meses de telón
llegó julio con tu voz
¿a las cinco el comercial?

martes trece
y un café...
nos amamos sobre azul

tres días tres
un abrazo y ensalada

tres días tres
una isla y un arroz

martes trece
dos mil diez
y han pasado seis veranos

vuelve julio
y aquí estamos

martes trece
de colores

domingo, 4 de julio de 2010

Calor

Quiero ir a un parque
y revolcarme en la hierba
bajo la sombra de un árbol

quiero comerme un helado
y fumarme un cigarro
esperando tormenta

Al compás de los truenos
quiero rugir mi dolor
y cantarle a la vida
que estoy llena de amor

y aunque temo a los rayos
que quiebran la tarde
bailaré con la lluvia
intentando abrazarla

Gritaré con el cielo
y mirando hacia arriba
gozando mi cuerpo
me convertiré en una niña

hasta que aguante ese cielo
hasta que quieran las nubes
hasta que llegue la calma
y me traiga a la brisa

Sin tomar atajos
volveré descalza
acariciando el asfalto
húmeda y tiritando

Y vestida de agua
llegaré a casa
para abrigarme en los brazos
de quien me hace mujer.

sábado, 8 de mayo de 2010

Sin...

Una farola
refleja en el suelo
la soledad de mi sombra

Acompaña una lluvia
ambigua
que no habla conmigo

Miro hacia ella
para que limpie mi pena
pero desaparece regando
la anatomía del viento

¿Hay alguien ahí?

NaDa...
esa luz
que quizá
se apague muy pronto

Es tarde
muy tarde
¿acaso despuntará el día?

NaDIe...
esa lluvia
que no roza mi pelo

SoLA
brindo a esta noche
un paso rotundo

SoLoS
mi andar y yo

pues de las nubes
sólo respiro...

alaridos de silencio

sábado, 27 de marzo de 2010

En mi carreta.

Hoy es el último día
que tus flores duermen
sobre mi mesa.

Dejo tu camino empedrado
en una carreta de sueños,
porque se diluyó mi inocencia
cuando me amabas a golpes.

Me quitaste la risa
con reveses de miedo.

Pensándome nula,
desaparecí para mí,
porque tu culpa se hacía la mía,
cuando llorabas tu ira.

Me robaste la voz
a fuerza de gritos.

Sintiéndome ruin,
disparé contra mí,
porque tu culpa se hacía la mía,
cuando dolían tus manos.

Yo te amé,
animal herido,
nombrándome
verdugo de tu corazón.

Pero hoy es el último día
que tus flores
me vendan los ojos,
porque ahora sé
las heridas que tengo que lamer.

Y no me culpo más,
porque hoy sé que yo te amé.

Y no hay vuelta atrás,
porque hoy sé
que no te abandono…

Voy a ver si me encuentro.

viernes, 26 de febrero de 2010

Hora de siesta

Descansan mis párpados
al son de vocales
vibrando en mi espalda

llanura desierta
donde trota tu voz
que aterriza en mi nuca
disfrazada de besos

arrasando mi cuerpo
sembrando placeres

Tu barba enredada
eriza mi piel
empapada de ti

Tus palabras traviesas
devastan mi aliento
en el sudor de tu abrazo

Descansan mis párpados
al son de tu pecho

el tierno refugio
donde resuena mi risa