viernes, 26 de febrero de 2010

Hora de siesta

Descansan mis párpados
al son de vocales
vibrando en mi espalda

llanura desierta
donde trota tu voz
que aterriza en mi nuca
disfrazada de besos

arrasando mi cuerpo
sembrando placeres

Tu barba enredada
eriza mi piel
empapada de ti

Tus palabras traviesas
devastan mi aliento
en el sudor de tu abrazo

Descansan mis párpados
al son de tu pecho

el tierno refugio
donde resuena mi risa