domingo, 24 de octubre de 2010

Las palabras

No me escuchan
no responden
Se asoman a mis ojos
y miran desconcertadas

Divisan en mi mente
a través de mi mirada
cómo trotan pensamientos
de formas innombrables

Yo les pido que se junten
y que escriban mi dolor
para curarlo en un poema

Pero temen lo que ven

Son colores sin figura
estructuras incoloras

Es la nada
es un todo
que se mezcla y se retuerce
y al que no quieren nombrar

Les suplico que me ayuden
no me escuchan
no responden

Menos una
todas corren

La que queda es
silencio.